martes, 2 de julio de 2019

Piscina, estadio y el CAR se sellarán en un acuerdo



PACTO. Un convenio entre la Alcaldía y el club Guabirá posibilitaría la construcción de las 3 obras en los terrenos de la avenida Betania


El martes o miércoles, el alcalde municipal de Montero, Mario Baptista y el presidente del club deportivo Guabirá, Rafael Paz, podrían hacer el anuncio de un pacto de caballeros que pondría fin al conflicto que surgió en torno a los terrenos que están ubicados en la avenida Betania, zona este de Montero, después de la presentación que hizo la comuna de los proyectos de construcción de la piscina olímpica y las graderías e iluminación de la cancha Luis Espinal.

Se logró conocer que Baptista y Paz, dejando de lado posturas personales, se reunieron el viernes pasado donde encontraron varios puntos de coincidencia para solucionar las diferencias y acordaron trabajar en beneficio del deporte y la ciudadanía, sin embargo, solo faltan detalles más de forma que de fondo para consolidar el acuerdo, que podría sellarse definitivamente en una nueva reunión que se realizará en el transcurso de esta jornada y después oficializarlo públicamente.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso el norte, las obras municipales: piscina olímpica de diez carriles, las graderías y la iluminación de la cancha Luis Espinal, y el Centro de Alto Rendimiento (CAR) que proyecta el club Guabirá se construirán en los terrenos del complejo de la avenida Betania, que tienen una extensión de casi cinco hectáreas.

Se supo también, que adicionalmente la comuna entregará cinco hectáreas de terreno para que el club Guabirá construya canchas de entrenamiento para las divisiones inferiores, los predios podrían estar ubicados por la zona de la nueva terminal en construcción o en el lugar que la dirigencia del club azucarero vea conveniente.

FORTALECIDOS
El haber limado asperezas y alcanzar un acuerdo para poner fin a la controversia, permite que tanto Baptista como Paz superen el impase y la beneficia da sea la población, evitando el enfrentamiento entre los vecinos del distrito 5 y los hinchas del club, que habían anunciados medidas de hecho que afortunadamente no se concretaron.

ANTECEDENTES
En la gestión municipal del alcalde Luis Medina (1984) se entregaron los terrenos al club Guabirá para construir se sede social, pero los predios fueron hipotecados y el club la propiedad del área, que acertadamente fue recuperada por el Ingenio Azucarero Guabirá que volvió a entregar los terrenos para la construcción de la sede.

La Alcaldía reclamó el derecho propietario y registró los terrenos en Derechos Reales, lo que generó el conflicto con el club Guabirá, el mismo que afortunadamente estaría por llegar a su final.

INVERSIÓN PARA EL DEPORTE LOCAL

El alcalde Mario Baptista gestionó ante el Gobierno la construcción de una piscina olímpica que costará más de 41 millones de bolivianos, la construcción de las graderías y la iluminación de la cancha Luis Espinal con un monto que supera los Bs 13.000.000, además de la construcción del CAR que gestionó el club Guabirá donde el presidente Evo Morales comprometió más de 21 millones de bolivianos, serán obras millonarias que beneficiarán a los deportistas. 

La empresa Constructora Velarde ejecutará las obras de la piscina olímpica que tendrá diez carriles, una piscina de calentamiento y gradería para más de mil personas. De su lado, la empresa Ecoblad construirá las graderías de la cancha Luis Espinal con capacidad para 6.000 espectadores cómodamente sentados.

Fuente: Diario El Norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario