sábado, 22 de febrero de 2020

Guabirá con mucha garra arañó un punto en el Bermúdez

Gomes domina el balón (Foto: opinion.com.bo)

Guabirá se trajo desde Oruro un punto valioso para sus aspiraciones desde Oruro. El empate del partido que llegó en el ocaso del compromiso fue un premio a la garra que mostraron los rojos que pese a estar con dos goles abajo nunca bajaron los brazos y jamás renunciar ir al ataque en la etapa complementaria en el partido que se disputó la noche del viernes en el estadio Jesús Bermúdez, por la octava fecha del Apertura.

Parecía que San José se alistaba para comenzar con anticipación el carnaval, pues desde el minuto nueve vencían cómodamente a Guabirá con gol de Rodrigo Vargas que aprovechó un descuido de la barrera para inaugurar el marcador con un cabezazo limpio y dejar sin chance al portero Saidt Mustafá.

El delantero santo le ganó en el salto al espigado defensor azucarero Martín Galain que no pudo estorbar a Vargas. El uruguayo saltó pero no abrió los brazos y el rival le ganó la pelota en el aire y comenzó a festejar.

Guabirá comenzó jugando mal el primer tiempo, las licencias que ofreció el sector defensivo fueron bien aprovechadas por el equipo local, particularmente por la banda izquierda por donde estaba Dico Roca, cuya presencia sorprendió porque el serio candidato para ocupar ese puesto era Hebert Leaños, pero el defensor no apareció ni en la lista de los sustitutos.

Por ese sector, el local aprovecha una mal salida en ataque de la visita, Galain perdió el balón con Freddy Abastoflor pero ningún compañero hace el relevo de marca y el atacante santo con todo el arco a su disposición bate a Mustafá que pese a su estirada no puede interceptar la trayectoria del balón que se mete a su portería muy apegado al poste derecho.

Era el minuto 17 del primer tiempo, hasta ese momento San José creyó que tenía en el bolsillo los tres puntos, ni siquiera sospechaba de la reacción de los dirigidos por Víctor Hugo Andrada, que esta ocasión las variantes le funcionaron.

Juan Mercado Mercado ingresó Carlos Choré, Diego Hoyos por Luis Hurtado y Jefferson Ibáñez por Dico Roca que salió lesionado, esa fueron las tres variantes, pero en particular la que permitió que Guabirá crezca futbolísticamente y no renuncie al ataque fue la salida de Hurtado que posibilitó que Rodderyk Perozo juegue un poco más suelto como volante de creación por la izquierda y sea el más incisivo en el ataque azucarero. Perozo fue el más regular.

Precisamente Perozo en un desborde por la izquierda, a unos escasos metros del área mayor levanta un centro y la pelota choca en la mano del defensor y el árbitro Joaquín Verástegui pita la pena máxima desde los doce pasos.

Era la oportunidad de acortar distancia, el venezolano Perozo se para frente al balón para rematar pero no pudo convertir porque el arquero Roberto Rivas intuye el remate, sin embargo, para suerte del azucarero el asistente Edwin Paredes cobra un adelantamiento del portero y el penal se repite. 
Esta vez Juan Vogliotti remata y pone el 1-2 con un remate potente al poste derecho de Rivas que eligió el izquierdo.

El gol de Vogliotti fue una inyección de ánimo para los rojos, sabían que si se animaban podían igualar el marcador e incluso sacar los tres puntos, pues el dueño se casa se relajó casi al final porque el generador de fútbol Marcelo Gomes sintió el trajín del partido y fue relvado del campo de fuego porque estaba muy agotado. Con la salida del brasileño los santos perdieron peso en la zona de creación y Guabirá pobló esa zona con Hoyos, Quiroga y Bejarano.

Cuando todo indicaba que el dueño de casa se quedaba con la victoria, se genera un tiro de esquina por la banda izquierda a favor de Guabirá, Álvaro Quiroga levanta el centro con pierna derecha y Marcos Andia cabecea la pelota para decretar la paridad al marcador 2-2.

Hubo reclamos de los jugadores de San José porque una supuesta falta de Andia, sin embargo, se evidenció que Iván Vidaurre se resbale y cae al piso, el portero Rivas pisa la pierna de su compañero y cae, Andia ni siquiera lo tocó al portero y eso lo entendió muy bien al árbitro del partido.

Al final el empate para los azucareros tuvo sabor a victoria, rescata un punto de los que perdió en casa, por el momento Guabirá no se mueve del octavo lugar de la tabla con diez unidades, entretanto San José está en el penúltimo lugar con seis puntos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario